La complicada visita de López Obrador a Washington

Posted by

Redacción – 8 de julio de 2020

Una visita presidencial implica siempre una operación compleja. Una visita presidencial a Washington, por sus consecuencias, requiere mucho más cuidado, particularmente cuando hay tanto en juego y se viaja en avión comercial. Las circunstancias al rededor del primer viaje al extranjero del presidente López Obrador son por demás complicadas y riesgosas. Recordemos que hace sólo unos días el Presidente Trump visitó su preciado muro fronterizo y publicó las fotos en su cuenta de twitter. También está por volver a intentar eliminar el programa de acción diferida que le da protección legal a tantos migrantes mexicanos que han hecho su vida en ese país.

La evolución que ha tenido la relación entre ambos líderes es relevante. López Obrador en campaña criticó fuertemente la retórica y las acciones del Presidente Trump contra los migrantes, mientras que sus intercambios como jefes de gobierno han sido respetuosos y se ha forjado una cercanía inesperada. Ambos líderes han sostenido 10 llamadas telefónicas durante estos dos años y han tomado acciones inesperadas para quedar bien con sus contrapartes. López Obrador puso a la Guardia Nacional a vigilar la frontera sur de México, reduciendo fuertemente el flujo de migrantes centroamericanos. Por otro lado, en por lo menos en dos ocasiones el Presidente Trump ha beneficiado la agenda de López Obrador: la primera en el recorte propuesto por la OPEP en donde EEUU dijo que asumiría parte del recorte que le correspondía a México; la segunda fue la venta de ventiladores para enfrentar la pandemia del COVID19.

En México sobran las críticas del beneficio que este viaje trae para México y los muchos riesgos que conlleva la reunión con el Presidente Trump, siempre dado a dar declaraciones bulliciosas. La mayoría de los mexicanos tienen una mala opinión del presidente Trump pero según una encuesta de El Financiero, respaldaban la importancia de que se llevara a cabo el viaje a Washington. La amenaza pudo haberse mitigado con la presencia del Primer Ministro Trudeau quien decidió ahorrarse el riesgo del encuentro.

En EE.UU. las críticas también llegaron, particularmente de congresistas demócratas que afirman que el presidente de México está insertándose en la elección estadounidense y está minimizando temas importantes como el trato a la comunidad migrante.

La agenda de la reunión es en primer término para celebrar la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial TMEC. Sin embargo otros temas serán abordados. Según Mike Pompeo, Secretario de Estado de EEUU, los temas de discusión incluirán la seguridad e incluso se hablará de Venezuela. Por parte de México, se informó que se discutirá la entrada en vigor del TMEC, la importancia de promover nuevas inversiones y la candidatura de Jesús Seade a la Organización Mundial del Comercio.

Ambos gobiernos informaron que la reunión entre líderes fue muy positiva, se acordó trabajar para controlar el trasiego de armas y regular los flujos migratorios. La declaración conjunta indicó el compromiso de amistad de ambas naciones y la intención de trabajar en una solución de larga data para la migración irregular. El Presidente Trump dijo que a pesar que los críticos apostaban contra la relación, ésta es más cercana que nunca mientras que el Presidente López Obrador agradeció el respeto a la soberanía de México y dijo que el TMEC es una herramienta para generar empleos en Norte América.

Roberta Jacobson, ex embajadora de EEUU en Washington dijo en un panel en el Wilson Center que “si el Presidente López Obrador piensa que a consecuencia de esta podrá evitar que Trump ataque a México con declaraciones o medidas, en un año electoral, está siendo ingenuo” Jacobson, que ahora es asesora de la campaña del virtual candidato demócrata Joe Biden, dijo que Trump no es de los líderes que promueve la solidaridad con sus socios.

Deja un comentario