Estados Unidos: Revisando sus valores

Posted by

Por: Esmirna Paredes.


America First”, esta frase fue utilizada por primera vez en el 1915 por el presidente Woodrow Wilson, para remarcar la neutralidad de América en la Primera Guerra Mundial. La frase se volvió tan popular que fue utilizada en el 1916 por los candidatos a la presidencia: Woodrow Wilson y Charles Hughes.

Esta frase marca de alguna manera los antecedentes históricos del eslogan “Make America Great Again”, el cual fue utilizado por primera vez por Ronald Reagan durante su campaña presidencial en 1980 y luego por Donald Trump en 2016, donde adquirió mayor notoriedad. Esta frase viene a evidenciar que efectivamente hay una decadencia, si América debe volver a ser grande, quiere decir que ya no lo es.

Desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos comienza a consolidarse como imperio, pero es con la caída del muro de Berlín, en el 1989, cuando triunfa sobre la Unión Soviética y se define como potencia mundial hegemónica.

A pesar de los problemas que enfrenta la economía y la política mundial de los Estados Unidos, todo predice que este país seguirá siendo a corto y mediano plazo la principal potencia, pues los dirigentes chinos afirman que no tienen ningún interés en desplazarlos y al parecer no ejecutan ninguna política que cuestione esta supremacía.

Los Estados Unidos en su papel de primera potencia creó organizaciones internacionales y actualmente es este mismo Estados Unidos que las está desarticulando: los acuerdos de libre comercio, el acuerdo de Bretton Woods, la Organización Mundial de Comercio, la UNESCO, la Organización Mundial de la Salud. Es esta nación quien establece, posguerra, un orden bajo Naciones Unidas que en la actualidad parece estar destruyendo y quitándole credibilidad.  La pregunta aquí es: ¿con qué finalidad?

Lo antedicho nos lleva a reflexionar que al parecer hacer quedar mal a China es más importante, aunque el camino a recorrer sea la autodestrucción. En todo este proceso, se produce una bifurcación de ideas, primero cuando vemos que China se adapta a las reglas dictadas por Estados Unidos y crece económicamente. Segundo, cuando vemos a Estados Unidos cambiar las reglas del juego que creó, saliendo del acuerdo de París y recientemente de la OMS, acusándola de responder a las órdenes dictadas por China.

Es evidente la partición de una base creada por Estados Unidos sólo con la finalidad de forzar su permanencia en el control hegemónico. Todo esto en medio de una pandemia mundial, de conflictos internos por temas raciales y de la guerra comercial contra la República Popular de China.

Todo indica que estamos ante la geopolítica del caos y que el grande imperio de occidente encabezado por los Estados Unidos de América está perdiendo de vista la visión común de destino y el liderazgo mundial. Esto no conlleva nada positivo para la humanidad, porque de este dependen un gran número de países, dentro de los cuales se encuentra República Dominicana. Algunas de las consecuencias de la cuarentena global que estamos atravesando serán el aumento de la escasez alimentaria y un mayor nivel de desempleos, como efecto post traumático del Covid-19, entre otros factores que ya han comenzado a evidenciarse, por lo tanto aumentarán los marginados y la pobreza a nivel mundial. 

La autora está cursando la maestría en Diplomacia y Servicio Consular.

*La opinión expresada en este documento es responsabilidad exclusiva del autor.

Deja un comentario