Uso de sanciones para el mantenimietno de la paz

Posted by

El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (CSONU) tiene la responsabilidad de mantener la paz y la seguridad en el mundo, y en ocasiones se ven en la necesidad de usar sanciones económicas como medidas para presionar a uno o más estados. La Carta de las Naciones Unidas incluye como una de las Funciones y Poderes del CSONU el establecimiento de sanciones:

Instar a los Miembros a que apliquen sanciones económicas y otras medidas que no entrañan el uso de la fuerza, con el fin de impedir o detener la agresión;

Carta de las Naciones Unidas

Cuando el Consejo de Seguridad determina que una situación constituye una amenaza para la paz, el consejo puede imponer obligaciones vinculantes a los estados e incluso usar la fuerza bajo el capítulo 7 de la Carta de las Naciones Unidas. Ahora, el uso de la fuerza es un último remedio, y por supuesto, otras medidas podrían primero ser exploradas o consideradas, ya que los efectos del uso de la fuerza siempre serán dramáticos.

Una de las alternativas que sí encontramos en la caja de herramientas son las sanciones. ¿En qué situaciones el CSONU se permite y se han usado sanciones? Principalmente nos centraremos en conceptos nuevos, como las sanciones selectivas, que concentra las sanciones en individuos (medidas tipo Magnitsky) antes que en estados, y veremos como estas sanciones encajan en un movimiento más amplio, que podemos llamar individualización de la aplicación de la ley. Donde los individuos son el objetivo y no los estados. 

El CSONU durante sus primeros 45 años de existencia estuvo paralizado por las dinámicas de la Guerra Fría, sólo hubo ocasión y acuerdo para imponer sanciones en sólo dos casos: Rhodesia (Resolución 232 de 1966), y Sudáfrica (Resolución 421 de 1977).

Tras el final de la Guerra Fría, el CSONU comenzó a utilizar las sanciones con más frecuencia. Primero lo hizo en Irak (Resolución 661 de 1990), Yugoslavia (Resolución 724 de 1991) y Haití (Resolución 841 de 1993). En Irak, el propósito fue obligar a Saddam Hussein a desmantelar sus instalaciones nucleares, en cuyo caso, las sanciones fueron bastante efectivas en este aspecto. 

Sin embargo, las sanciones también tuvieron efectos desastrosos en la población. La gente ya no pudo tener acceso a comida o salud, y muchos desafortunadamente murieron. Así que con la intención de mantener la paz y la seguridad, el CSONU puso en peligro a muchas personas y se violaron los derechos humanos a gran escala. 

Como respuesta a estas transgresiones, se desarrollo un nuevo concepto durante los años 90s.  Las sanciones selectivas que son impuestas directamente en los individuos que son responsables de las amenazas a la paz. Hay concretamente dos tipos de sanciones selectivas, congelación de activos (sanciones financeras) y la prohibición de viajar.

Los sugetos de sanciones selectivas podrían ser líderes de estados, líderes rebeldes, o en el caso de Al Qaeda, los individuos bajo sospecha de contribuir en actos terroristas.

La idea es que eligiendo directamente a individuos que tienen el poder de influir en decisiones políticas, él o ella por interés propio buscarán modificar las políticas cuestionadas.  ¿Son efectivas estas sanciones? Mucho se ha escrito sobre la efectividad de las sanciones y por supuesto cada caso es distinto. Sin embargo, se pueden hacer algunas observaciones generales. Primero que nada, las sanciones son generalmente parte de una estrategia más grande y no debería esperarse que resuelvan por su propio peso ciertas crisis. También se aplican para alentar a los líderes a acercarse a la mesa de negociación.

En segundo lugar, las sanciones, pueden ser interpuestas por muchos años, y su efectividad debería ser medida y evaluada. Por supuesto, la efectividad depende de metas precisas y de los objetivos que las propias sanciones quieren alcanzar.  

Las sanciones se han impuesto en situaciones diferentes y por diferentes objetivos. Podemos identificar tres tipos de sanciones por sus objetivos. Las sanciones pueden ser utilizadas como medidas de no-proliferación, como reacción a la sospecha de desarrollo de armas nucleares. Estas sanciones han sido impuestas por ejemplo, a Irán (Resolución 1737 de 2006) , y Corea del Norte (Resolucion 1718 de 2006).

Las sanciones pueden ser utilizadas como medidas anti-terroristas. Como fue en contra de Al Qaeda. Las sanciones pueden ser utilizadas en situciones de conflicto civil o violaciones a los derechos humanos, como en la República Centroafricana Liberia, Sierra Leona y Yemen. Normalmente, el Consejo de Seguridad decide cuándo y cuáles sanciones serán impuestas. Se establece un comité de sanciones y este comité decide que individuos específicos se colocan en la lista.

El concepto de sanciones específicas se desarrolló para mitigar el impacto en los derechos humanos de las sanciones generales. Sin embargo, pronto salió a relucir que las sanciones específicas generaron sus propios problemas de derechos humanos.  Los individuos que fueron blanco de sanciones del Consejo de Seguridad no tuvieron acceso al consejo para interponer una queja o defenderse en contra de las sanciones, es decir es un problema de debido proceso. 

Este problema se agudizó en el período inmediatamente posterior al 9/11.  Dentro de las presiones que surgieron del ataque terrorista, se colocaron muchos individuos en las listas de las Naciones Unidas y fueron sometidos a sanciones anti-terroristas. Pero muchos de esos individuos fueron incluidos indebidamente. Sus bienes fueron congelados y no fueron notificados. Peor aún, no tenían ninguna vía, no hay manera de cuestionar su listado. Trataron de ir a tribunales nacionales y regionales, pero los estados aceptan llevar a cabo las decisiones del CSONU, por lo tanto era difícil para los estados y sus cortes no cumplir y hacer cumplir las sanciones

Esto finalmente cambio cuando el Sr. Yassin Kadi, ciudadano de Arabia Saudita nacido en Egipto, fue a la Corte Europea de Justicia de la Unión Europea, y se quejó porque estaba incluido en la lista de sanciones. La Corte Europea concedió su petición y esto condujo a una reforma a nivel del Consejo de Seguridad. Por primera vez en la historia, el CSONU aceptó que una tercera entidad independiente podría examinar algunas de sus decisiones. Entre muchas cosas, el caso Kadi demostró que los poderes del consejo de seguridad no son ilimitados. También se demostró que un proceso de la aplicación de la ley dirigido a individuos en vez de estados no está excenta de problemas a nivel internacional.

Más artículos como este

Deja un comentario