El Realismo en las Relaciones Internacionales y algunos de sus principales defensores.

Los académicos e internacionalistas utilizan varias teorías de las relaciones internacionales para comprender y analizar las interacciones entre los estados y otros actores en el sistema internacional. Estas teorías ofrecen diferentes perspectivas sobre la naturaleza de las relaciones internacionales y el papel de los estados, las organizaciones internacionales y otros actores en la configuración de la política global. Estas son algunas de las principales teorías:

El realismo en las relaciones internacionales enfatiza el papel del poder y los intereses nacionales en la configuración de las relaciones internacionales. Los realistas creen que los estados están motivados por el interés propio y que la búsqueda del poder en última instancia impulsa las relaciones internacionales.

Los principios del realismo son el poder, la soberanía y el interés nacional. El poder se refiere a la capacidad de un estado o actor para imponer su voluntad sobre otro o para influir en los acontecimientos en su favor. La soberanía es la autoridad y el control que un estado tiene sobre su territorio y su población. El interés nacional se refiere a los objetivos y prioridades de un estado en relación con sus relaciones internacionales.

El realismo también se basa en la idea de que el sistema internacional es anárquico, es decir, que no hay una autoridad central que gobierne las relaciones entre los estados. Esto significa que cada estado debe depender de sí mismo para su seguridad y protección y que las relaciones internacionales son guiadas por la búsqueda del poder y la influencia.

El realismo también es crítico en cuanto a la naturaleza humana, creyendo que los individuos y los estados actúan principalmente en su propio interés y que la cooperación es solo temporal y se basa en la conveniencia mutua. En este sentido, los realistas también pueden ser escépticos hacia la organización internacional y las normas internacionales, ya que creen que son ineficaces para controlar el comportamiento de los estados.

Aunque el realismo ha sido una teoría influyente en las relaciones internacionales durante mucho tiempo, también ha sido criticado por su enfoque reduccionista y determinista de las relaciones internacionales y por su falta de consideración de factores como la cultura y la ideología en el comportamiento de los estados.

El realismo es una perspectiva teórica que ha sido influyente en las relaciones internacionales durante muchas décadas. Algunos de los defensores más conocidos del realismo incluyen:

  • Hans Morgenthau: Morgenthau argumentó que los estados están motivados por el interés propio y que la búsqueda del poder da forma a las relaciones internacionales.
  • Kenneth Waltz: Waltz propone que el sistema internacional se caracteriza por la anarquía o la ausencia de una autoridad central y que los estados deben confiar en su propio poder para garantizar su seguridad y supervivencia.
  • John Mearsheimer: Mearsheimer es conocido por su teoría del realismo ofensivo, que sostiene que los estados están motivados por la búsqueda del poder y buscan constantemente aumentar su fuerza relativa.
  • Barry Posen: Posen ha argumentado que los estados a menudo pueden lograr sus objetivos a través de una fuerza militar limitada.
  • Robert Gilpin: Gilpin es reconocido por su teoría de la estabilidad hegemónica, que sostiene que el sistema internacional está conformado por la presencia de un poder dominante que proporciona orden y estabilidad.

Hans Morgenthau

Hans Morgenthau fue un politólogo y uno de los pioneros del enfoque realista de las relaciones internacionales. Es famoso por varias ideas que desarrolló en su trabajo, incluyendo:

El concepto de política internacional como una lucha por el poder: Morgenthau argumentó que los estados están motivados por el interés propio y que la búsqueda del poder en última instancia da forma a las relaciones internacionales. Creía que los estados deben buscar constantemente aumentar su fuerza relativa para sobrevivir y prosperar en el sistema internacional.

La separación de la moralidad y la política: Morgenthau argumentó que la política y la moralidad son esferas distintas de la actividad humana y que los estados deben actuar en su propio interés en lugar de tratar de ajustarse a los estándares morales. Creía que esta separación era necesaria para garantizar la estabilidad y la seguridad del sistema internacional.

La importancia de los intereses nacionales: Morgenthau argumentó que los estados deberían actuar de acuerdo con sus propios intereses nacionales en lugar de tratar de promover valores o ideologías universales. Creía que los Estados debían perseguir sus propios intereses para garantizar su propia seguridad y supervivencia.

El concepto de “interés nacional”: Morgenthau definió el “interés nacional” como las metas y objetivos que un estado busca alcanzar para garantizar su seguridad y supervivencia. Argumentó que los estados deberían priorizar sus intereses nacionales por encima de todo lo demás para garantizar su bienestar a largo plazo.

Morgenthau argumentó que el realismo era el enfoque más preciso y útil para comprender y analizar las relaciones internacionales. Además, creía que era necesario un enfoque realista para comprender la naturaleza compleja y a menudo conflictiva de la política mundial.

Kenneth Waltz

Kenneth Waltz fue un politólogo y uno de los principales defensores del enfoque realista de las relaciones internacionales. Es famoso por varias ideas que desarrolló en su trabajo, incluyendo:

El concepto de anarquía en el sistema internacional: Waltz argumentó que el sistema internacional se caracteriza por la anarquía, o la ausencia de una autoridad central. Creía que los Estados deben confiar en su propio poder para garantizar su seguridad y supervivencia, ya que no existe una autoridad superior para hacer cumplir las normas o proporcionar protección.

La idea del realismo estructural: Waltz desarrolló la teoría del realismo estructural, que sostiene que el sistema internacional está conformado por la distribución del poder entre los estados. Creía que el equilibrio de poder entre los estados es el factor más importante para determinar la estabilidad y la seguridad del sistema internacional.

El concepto de polaridad: Waltz argumentó que el sistema internacional se puede dividir en diferentes “polaridades” o agrupaciones de estados en función de su poder relativo. Creía que el número de grandes potencias en el sistema, y la forma en que se distribuyen, tiene un gran impacto en las relaciones internacionales.

La importancia del Estado como actor principal en las relaciones internacionales: Waltz argumentó que el Estado es el actor más importante en las relaciones internacionales y que los Estados están motivados por el interés propio y la búsqueda del poder. Creía que los estados son los principales impulsores de la política internacional y que otros actores, como las organizaciones internacionales y los actores no estatales, son menos importantes.

La importancia de las armas nucleares en las relaciones internacionales: Waltz argumentó que la proliferación de armas nucleares ha tenido un impacto significativo en las relaciones internacionales y ha hecho que la guerra entre grandes potencias sea menos probable. Creía que la amenaza de destrucción mutua asegurada había servido como elemento disuasorio de los conflictos y había ayudado a mantener la estabilidad internacional.

John Mearsheimer

John Mearsheimer es politólogo y uno de los principales defensores del enfoque realista de las relaciones internacionales. Es famoso por varias ideas que desarrolló en su trabajo, incluyendo:

La teoría del realismo ofensivo: Mearsheimer desarrolló la teoría del realismo ofensivo, que argumenta que los estados están motivados por la búsqueda del poder y buscan constantemente aumentar su fuerza relativa. Creía que los estados se preocupan principalmente por su propia seguridad y tomarán todas las medidas necesarias para garantizar su supervivencia, incluso si esto significa ir a la guerra o participar en otro comportamiento agresivo.

El concepto del dilema de seguridad: Mearsheimer argumentó que el sistema internacional se caracteriza por un “dilema de seguridad”, en el que los estados deben equilibrar sus propias necesidades de seguridad con la necesidad de evitar causar inseguridad a otros estados. Creía que los estados a menudo se ven obligados a perseguir su propia seguridad a expensas de la seguridad de los demás, lo que lleva a un ciclo de inseguridad mutua.

La importancia de la geografía en las relaciones internacionales: Mearsheimer argumentó que la geografía juega un papel crucial en la configuración de las relaciones internacionales y que los estados ubicados en regiones estratégicamente importantes tienen más probabilidades de ser poderosos e influyentes. Creía que los estados con una geografía favorable tienen más probabilidades de poder defenderse y proyectar poder en el extranjero.

El papel de las grandes potencias en las relaciones internacionales: Mearsheimer argumentó que las grandes potencias desempeñan un papel central en la configuración de las relaciones internacionales y que sus acciones tienen un impacto desproporcionado en la política global. Creía que las grandes potencias son los principales impulsores de la política internacional y que su comportamiento tiene un gran impacto en la estabilidad y la seguridad del sistema internacional.

El concepto de guerra hegemónica: Mearsheimer argumentó que las grandes potencias son propensas a participar en guerras hegemónicas, o guerras libradas por el equilibrio de poder en el sistema internacional. Creía que estas guerras son impulsadas por el deseo de las grandes potencias de alcanzar posiciones dominantes en el sistema internacional y evitar que otros estados desafíen su poder.

Barry Posen

Barry Posen es politólogo y uno de los principales defensores del enfoque realista de las relaciones internacionales. Es famoso por varias ideas que desarrolló en su trabajo, incluyendo:

El concepto de moderación: Posen argumentó que los estados deberían seguir una política de moderación en las relaciones internacionales, en lugar de tratar de extender su poder e influencia en el extranjero. Creía que los Estados debían centrarse en su propia seguridad y evitar enredos en conflictos extranjeros siempre que fuera posible.

La importancia de la fuerza militar como una herramienta del arte de gobernar: Posen argumentó que la fuerza militar puede ser una herramienta útil para que los estados logren sus objetivos, pero que debe usarse con moderación y precaución. Creía que los estados deberían considerar cuidadosamente los costos y beneficios del uso de la fuerza militar y deberían usarla solo como último recurso.

El papel de la disuasión en las relaciones internacionales: Posen argumentó que la disuasión es una herramienta crucial para mantener la estabilidad internacional y prevenir conflictos. Creía que los estados pueden disuadir a otros estados de participar en un comportamiento agresivo demostrando la voluntad de usar la fuerza si es necesario y manteniendo una capacidad militar creíble.

El concepto de compromiso selectivo: Posen argumentó que los estados deberían participar selectivamente en los asuntos internacionales, en lugar de tratar de resolver todos los problemas o abordar todos los problemas. Creía que los estados deberían elegir sus batallas cuidadosamente y solo deberían involucrarse en conflictos extranjeros cuando sus intereses nacionales estén directamente amenazados.

La importancia de las instituciones internacionales en la configuración de las relaciones internacionales: Posen argumentó que las instituciones internacionales, como las Naciones Unidas y las organizaciones regionales, pueden desempeñar un papel en la configuración de las relaciones internacionales y facilitar la cooperación entre los estados. Consideró que estas instituciones pueden ayudar a reducir la incertidumbre y la desconfianza entre los Estados y pueden promover la estabilidad y la cooperación en el sistema internacional.

Robert Gilpin

Robert Gilpin es un economista y politólogo que ha escrito extensamente sobre realismo y economía política internacional. Es famoso por varias ideas que desarrolló en su trabajo, incluyendo:

El concepto de estabilidad hegemónica: Gilpin argumentó que el sistema internacional está conformado por la presencia de un poder dominante, o hegemón, que proporciona orden y estabilidad. Creía que el hegemón desempeña un papel central en la configuración de las reglas y normas del sistema internacional y que su liderazgo es necesario para la estabilidad global.

El papel de la interdependencia económica en la configuración de las relaciones internacionales: Gilpin argumentó que la interdependencia económica, o la medida en que los estados están conectados a través de vínculos comerciales y financieros, tiene un gran impacto en las relaciones internacionales. Creía que la interdependencia económica puede conducir a la cooperación entre los estados y puede reducir la probabilidad de conflicto.

El concepto del “ciclo de guerras hegemónicas”: Gilpin argumentó que el sistema internacional se caracteriza por un ciclo de guerras hegemónicas, en el que las grandes potencias se elevan al dominio y eventualmente declinan, lo que lleva al surgimiento de un nuevo hegemón. Creía que este ciclo está impulsado por el cambio en el equilibrio de poder entre los estados y el declive relativo de la hegemonía actual.

La importancia del poder económico en la configuración de las relaciones internacionales: Gilpin argumentó que el poder económico es un factor clave en la configuración de las relaciones internacionales y que los estados con economías fuertes tienen más probabilidades de ser influyentes y exitosos en la política global. Además, creía que el poder económico puede utilizarse para dar forma a las reglas y normas del sistema internacional y para proyectar influencia en el extranjero.

El papel de la ideología en la configuración de las relaciones internacionales: Gilpin argumentó que la ideología puede desempeñar un papel en la configuración de las relaciones internacionales, particularmente en tiempos de transición hegemónica. Creía que las grandes potencias pueden usar la ideología como justificación de sus acciones y tratar de dar forma a la ideología de otros estados para mantener su dominio.

Ver más.

El Realismo enfatiza el papel del poder y los intereses nacionales en la configuración de las relaciones internacionales. Los realistas creen que los estados están motivados por el interés propio y que la búsqueda del poder en última instancia impulsa las relaciones internacionales.
Jacinda Arden

¿Quién es Jacinda Ardern?

Jacinda Ardern es una líder política neozelandesa que recientemente dejó su cargo como Primer Ministro de Nueva Zelanda. Nacida en Hamilton, Nueva Zelanda en 1980,

Read More »

Más historias

las últimas noticias internacionales

Suscríbete a GlobalMX