¿Qué implicaría para México perder el grado de inversión?

Para México, perder el grado de inversión significaría en primer lugar, que la deuda será más costosa. Fondos de pensiones y inversionistas institucionales tendrían que repensar sus inversiones en nuestro país. Algunos inversionistas institucionales – por políticas internas – tendrían que vender su activos en México, mientras que otros esperarán mayores rendimientos en acorde con el incremento en el riesgo.

%%footer%%